Sucríbete y te obsequio mi libro electrónico…

Con más de 100 videos disponibles…

Sígueme en Twitter AngieNewmanMex

Sígueme en Facebook…

Encuentrame en…

"Angy Newman en LinkedIn"

Colaboradora en EfektoTv en…

Colaboradora en…

Mi Columna mensual “El Poder está en Ti”…

Escritora Destacada

Retos Femeninos

Retos Femeninos

Columnista en

El Sol de Puebla

Colaboradora en Radio Fórmula

AnGy Newman en Radio Formula


Columna semanal en...

Coach y Vocera Oficial en Pro del Empleo y de la Educación en OCC Mundial

Tranquilo, no temas

 

No. 265 por ANGY NEWMAN

La Voz OCC en pro del Empleo y de la Educación

CEO de NWMN Consultores

 

“Es bendito aquel que se encuentra demasiado ocupado como para preocuparse durante el día y demasiado somnoliento para hacerlo por la noche”

Creo que la mayoría de las personas no saben en realidad a qué le temen. No me refiero al temor de los temblores, a los gatos negros o a la montaña rusa. Me refiero al temor que se encuentra oculto dentro de cada uno de nosotros ¡y nos impide lanzarnos a la gran aventura llamada vida! Por supuesto, tenemos miedo a fallar, y quizá éste sea nuestro temor más fuerte. Pero además experimentamos el miedo de perder la seguridad que nos dan nuestras propias inhibiciones. Tememos perder el control y también nos atemoriza el futuro. Tememos a vivir con la tensión que existe entre aquello que conocemos y lo que desconocemos; la seguridad del presente en comparación con la inseguridad del futuro.

Algunos simplemente no pueden tolerar lo que desconocen, de modo que permanecen estancados, confinados a la realidad de su pasado en vez de abrazar el potencial de su futuro. La vida es con frecuencia como tener un pie en tierra firme y el otro sobre un bote a punto de partir. Sin duda deseamos partir, pero nuestro deseo de la seguridad hogareña nos mantiene tensos e indecisos, ¡y a menudo nos hacen caer al agua!

No temas. Es muy importante que el temor y la fe tengan algo en común: ambos constituyen una expectativa sobre algo que ocurrirá en el futuro. Simplemente desconocemos lo que sucederá. Sabemos lo que nos gustaría que ocurriera, pero cuando el temor es la fuerza que predomina en nuestra vida, de manera inadvertida (a partir de acciones y sucesos inexplicables) parecemos atraer el desastre. Por otra parte, cuando la fe es la fuerza predominante parecen llegarnos cosas buenas, porque de manera inadvertida trabajamos para alcanzarlas. La siguiente historia señala la diferencia entre el resultado de poner en práctica la fe o el temor. En los Juegos Olímpicos de Invierno del 2002, una jovencita de 16 años Sara Hughes  ganó una medalla de oro en patinaje. Ella salió a la pista sin pensar que tenía oportunidad de ganar una medalla. Simplemente realizó su mejor rutina de patinaje.

Esa falta de preocupación que demostró, expresó la total alegría que estaba experimentando en ese momento y le permitió realizar un desempeño espectacular y ganar. Recordaran a Michelle Kwan, la atleta que patinó después de Sara y quien esperaba ganar la medalla de oro, Michelle tuvo una caída y obtuvo la medalla de bronce. Sara estaba concentrada en lo que iba a hacer y Michelle estaba concentrada en lo que debía evitar hacer. Eso hizo toda la diferencia.

Te aliento a que no te sientas estresado acerca del futuro, quizá no sepamos qué nos traerá, pero definitivamente sabemos en manos de quien está: Tú Fe. No temas, tranquilo.

Haz que las cosas sucedan, Tú tienes el control, Tú eres el responsable.

Derechos reservados por Angy Newman. Prohibida la reproducción total o parcial sin mencionar la fuente o la autora.