Sucríbete y te obsequio mi libro electrónico…

Con más de 150 videos disponibles…

Sígueme en Twitter AngyNewman1

Sígueme en Facebook…

Encuentrame en…

"Angy Newman en LinkedIn"

Colaboradora en Equilibrio Total

La Voz de la Educación y el Conocimiento

Consultora Asociada en Gpo. Gonzka

Grupo Gonzka

Consultora Asociada y responsable de las consultorías de Desarrollo Humano y Coaching

¿Cuál es tu Barrera?

No. 280 por ANGY NEWMAN®

#LaVozdelaEducacionyelConocimiento

CEO de NWMN Consultores

 

El gran Houdini era un mago maestro al igual que un fabuloso cerrajero. Presumía de que podría escaparse de cualquier celda de cárcel del mundo en menos de una hora, condicionado a que se le permitiera entrar a la celda vestido en su ropa de calle. Un pequeño poblado en las islas británicas construyó una nueva cárcel de la que estaban sumamente orgullosos. Enviaron un reto a Houdini: “Venga a probarse con nosotros”. Houdini adoraba la publicidad y el dinero, por lo que aceptó. Para cuando llegó, la emoción alcanzaba niveles de fiebre. Llegó triunfante al poblado y caminó hasta la celda. Sudaba confianza por los poros cuando se cerró la puerta. Houdini se quitó su saco y comenzó a trabajar. Escondida en su cinturón, había una pieza de acero flexible, fuerte y durable de 25 centímetros que utilizó para trabajar en la cerradura. Al término de treinta minutos había desaparecido su expresión de confianza. Al final de una hora estaba empapado de sudor. Después de dos horas, Houdini literalmente se desplomó contra la puerta que estaba abierta y se dio cuenta que la “puerta jamás había estado cerrada”, excepto en su propia mente, lo que significaba que estaba cerrada tan firmemente como si un millar de cerrajeros le hubieran puesto sus mejores cerraduras.

Conforme fijes tus objetivos y quites las cerraduras a tu propia mente en el juego de la vida, descubrirás que el mundo quita las cerraduras a sus tesoros y te recompensa. En forma realista, la mayoría de las puertas con cerradura están en tu mente. ¡Perdón!, debí decir que “estaban en tu mente”, debido a que estás abriendo las tuyas cada vez más ampliamente conforme lees semana a semana esta sección de El Poder está en Ti. ¿Verdad que es así?

Para lograr cada objetivo en nuestra vida se requiere enfrentar varias facetas, pero debemos de entender que la primera y la más importante es La Actitud.  Después una de ellas se refiere al optimismo. Como probablemente sabes, un optimista es la persona que cuando desgasta sus zapatos, se da cuenta de que acaba de volver a pararse en sus propios pies. Es por eso que para identificar cuál o cuáles son tus barreras debes preguntarte si eres optimista o pesimista, y es muy fácil saber qué eres. Si eres pesimistas te preguntaras así: “Creeré cuando lo vea”. Si eres optimista, te preguntarás así: “Lo veré cuando lo crea”. El optimista emprende la acción; el pesimista busca un asiento.

Casi es una verdad universal que la persona que toma de la sociedad sin esfuerzo real por contribuir a ella es pesimista y con frecuencia fatalista debido a que teme que no habrá suficiente para ella. Quien realiza su mejor esfuerzo y contribuye es optimista y confiado, debido a que personalmente está trabajando en la solución.

Las barreras personales se resuelven con la actitud y el optimismo de cómo ves la vida, no hay más.

*La reproducción de este artículo sin permiso de la autora está prohibido, solamente con la autorización de la autora o citando las fuentes

Angy Newman® es marca registrada