Mi E-book: La Mejor Defensa…¡El Ataque!

En Youtube 346 videos disponibles…

Sígueme en Twitter AngyNewman1

Sígueme en Facebook…

Encuentrame en…

"Angy Newman en LinkedIn"

Colaboradora en Equilibrio Total

Para Ser Mejores

Con Pedro Ferriz Hijar Lunes y Jueves 12.30 P.M.

Consultora Asociada en Gpo. Gonzka

Grupo Gonzka

Consultora Asociada y responsable de las consultorías de Desarrollo Humano y Coaching

Colaboradora en “Hola Morelos” Televisa

CEO en NWMN Y ASOCIADOS

Ahora en Capital Radio FM

Tolerancia y Éxito

Angy Newman “La Asesora de Vida No. 1 de México y Latinoamérica.”

El artículo No. 297

Más de 800 artículos publicados en 7 años en diferentes medios

 

“La tolerancia es un virtud difícil; nuestro primer impulso y aun el segundo, es no aceptar a todos los que no piensan como nosotros”

 

Uno de los mayores desastres de nuestra era, es la propia aceptación de la tolerancia como una gran virtud. Es alabada en las pantallas de cine y televisión, y también en la prensa; no debemos ser críticos, debemos ser tolerantes ante otras personas y su punto de vista. La realidad es que todos nosotros nos mostramos intolerantes ante muchas cosas. Sin embargo, ¿debe alguien tolerar a quien abusa de los niños, a quien abusa de su pareja o de una política que solo mira para beneficio de su partido y no de su país? ¿Debemos en realidad tolerar el derecho que tiene cualquiera de decir y hacer lo que cree correcto?

 

Existe un libro que se llama “El fin de la indignación” en el cual pregunta por qué no nos quejamos a toda voz y de manera enérgica sobre el deterioro de los valores que se enseñan en nuestra sociedad. ¿Por qué no nos produce más ira el abuso infantil, el maltrato a la pareja, manejar tomado y tanto otros males de la sociedad? ¿Por qué no nos ponemos de pie, expresamos nuestra indignación y nos disgustamos con esas cosas? ¿Por qué muchos no se sienten motivados a alentar a otros a actuar contra esos males que están destruyendo nuestra sociedad?

 

El doctor Martin Luther King Jr.; líder del movimiento de derechos civiles hasta su prematura muerte, dijo: “Nuestras vidas comienzan a terminar el día en que nos quedamos callados acerca de cosas importantes” Creo que confundimos la tolerancia con la mentalidad abierta. Tengo mentalidad abierta respecto a aceptar a las personas y sus ideas, hasta que se hace evidente que esas ideas son ilegales, inmorales o poco éticas. Por ejemplo: jamás defendería los derechos de un pedófilo, y espero de corazón que el nivel de tolerancia de la sociedad a eso también sea nulo. Sería tolerante en relación con el derecho que tiene el pedófilo a un juicio justo, pero me mostraría intolerante con su derecho a continuar abusando de los niños.

 

Mi mensaje en esta ocasión es que mantengamos una mentalidad abierta, seamos tolerantes respecto al derecho que tienen los demás a creer en aquello que creen, pero si aquello que creen viola las leyes de tus creencias, del hombre o de ambos, yo te aliento a mostrarte intolerante. Cuando las leyes del hombre van en contra de sus creencias, es porque ha dejado de ser tolerante y se ha transformado en algo que seguramente ni el se ha definido.

 

¿Cómo se relaciona la tolerancia con el éxito a largo plazo? La tolerancia es un reflejo del carácter. Si toleramos cosas equivocadas, eso constituye un defecto de nuestro carácter. Y ninguna estructura que se construye sobre fundamentos con fallas soportará la prueba del tiempo, por consiguiente, el éxito, cual sea, no llega. Si deseamos obtener lo mejor de la vida, tenemos que plantar lo mejor. La Ley de la Cosecha es la siguiente: cosechamos aquello que sembramos. Si sembramos acciones basadas en carácter moral y ético, obtendremos una cosecha basada en lo mismo. El carácter siempre perdura; soporta la prueba del tiempo y es resistente.

Cuando nos enfrascamos en una vida de dolor e incertidumbre, olvidamos la búsqueda de la felicidad suponiendo y en muchas personas actualmente, aceptando que no hay oportunidad de cambiar y mejorar. Con el transcurso del tiempo, comprendemos que somos verdaderamente felices y estamos contentos cuando sabemos que somos de manera individual lo más importante y que todo lo que realizamos es de trascendencia para nuestra familia, como para la sociedad.

 

En el grado en que uno se entregue a sus creencias y siga sin excusas y dudas su éxito, México se convertirá en un país de personas saludables física y emocionalmente.

 

“Tolera, pero no calles, exige, pero muestra respeto, trabaja y haz todo para que luzca perfecto, sé exitoso por encima de la mediocridad”