Actúa como Sócrates, Angy Newman, Asesora de Vida

Angy Newman® “La Asesora de Vida

No. 1 de Latinoamérica”® y “Anfitriona de Morelos”®

Más de 300 conferencias, más de 400 videos en YouTube, escritora con 7 libros publicados, cientos de coachings personales, mas de 2 mil coachings ejecutivos y más de 900 artículos publicados en 8 años en diferentes medios la hacen ser una de las Influencers” de los medios digitales convirtiéndola en  Imagen de Marca de muchos productos de belleza, ropa, trajes de baño, etc.

Visita su canal de YouTube: Angy Newman y suscríbete.

Actúa como Sócrates

Aseguran que la raza humana pertenece a una especie animal; por tanto, nuestro comportamiento tiene muchas de las características  comunes de los individuos de la escala zoológica, sin embargo, poseemos tantas peculiaridades que nos distinguen de los demás animales, que dudo de que sea un peldaño más, aunque el más alto, en esta escala:

 

  1. El hombre es el único ser viviente que cocina sus alimentos.
  2. Es el único que llora de tristeza y ríe de alegría.
  3. Nadie más que él fabrica herramientas para realizar su labor.
  4. Ningún otro se preocupa por fabricar armas a los de su misma especie.
  5. Sólo él lucha contra individuos semejantes y los mata.
  6. Ningún otro ser viviente bebe alcohol e ingiere drogas. Sólo él fuma.
  7. Sólo el hombre hace el amor por placer y no para procrear.
  8. Nadie, excepto los humanos, miente.
  9. Sólo el hombre organiza guerras, conquista y esclaviza a sus congéneres.
  10. Ambicioso, soberbio, avaro y supersticioso.
  11. Nadie más que él es capaz de soñar, de hacer el bien y de enseñar a sus semejantes.
  12. Sólo el hombre protege a otras especies animales y las desarrolla en su provecho.
  13. Sólo el hombre entierra a sus muertos y les construye sepulturas.
  14. El hombre es el único que conserva memoria escrita de su pasado, y
  15. Es el único capaz de optar entre el bien y el mal, porque sólo el dispone de libre albedrío para elegir su camino.

Después de analizar estas diferencias, me cuesta trabajo creer que el hombre sea sólo una especie más en el mundo animal. Si somos capaces de persuadir, manipular y desarrollar cualquier circunstancia de nuestra vida para vernos favorecidos, porque entonces somos capaces de aniquilar, detener y deteriorar el poder de nuestra imaginación y fuerza interna.

Para el ser humano solo hay tres sucesos  importantes: nacer, vivir y morir, sin darnos cuenta jamás de cuándo o cómo nacimos, nos espanta la muerte y nos olvidamos vivir. Si tuviéramos la conciencia de que somos más de un inicio y final de nuestro cuerpo que es de pies a cabeza y que en medio de nosotros está la energía del poder de controlar y empoderar absolutamente cualquier cosa que deseemos, entonces ese poder nos llevaría a comprender la creación, estimulación y pasión de una especie humana más gozosa y comprometida tanto para su desarrollo personal, como el sublime efecto de una grandiosa especie humana.

El hombre moderno es un viajero que ha olvidado el nombre de su destino y que ha de volver al lugar de donde viene para saber a dónde va, sin darse tiempo en conciencia que camina por rumbos perdidos originados por la falta o nula pasión de comprensión de lo que hay dentro de sí. Pasar por la vida de forma inadvertida lo fuerza a creer que su vida es sólo una ironía.

De todas las pasiones del alma del hombre la más difícil de dominar es la ira, porque estalla en un instante, impulsándolo a cometer actos de los que después se arrepentirá. El hombre colérico suele actuar impulsado por su enojo. Es la obligación de cada uno de nosotros si queremos comprender y entender la magnificencia de nuestro Ser el reconocer que el poder está en nosotros mismos. Antes que cualquier otra cosa, debes  aprender a dominar tú cólera, controlar tú carácter para evitar esas explosiones violentas que culminan en verdaderas tragedias, que solo te arrastraran a perder el control de tú poder.

Cuando la ira trasciende y hay suficientes motivos de enojo, ponle punto final antes de que el coraje te aniquile. La idea de que tus sueños u objetivos de vida sean basados con emociones equivocadas, arrebata de forma abrupta y aniquiladora toda capacidad de concentración para centrar tus energías positivas en el poder interno, que sin él, estarás perdiendo tus objetivos.

Te recomiendo como Asesora de Vida que actúes como Sócrates.

Él era un hombre que se encolerizaba muy rápido por la falta de pasión e ignorancia de la gente, cuando hablaba y veía la displicencia o arrogancia de sus oyentes, trabajaba desde su interior el poder de su sabiduría y belleza, se concentraba y expresaba las palabras con dulzura, aunque se veía enfurecido, se veía también que se adueñaba de su pasión y poder.

Soy Angy Newman, Asesora de Vida, recuerda, haz que las cosas sucedan, Tú tienes el control, Tú eres el  responsable.

Nos vemos el próximo martes, los abrazo.

Soy tu Asesora de Vida y recuerda… haz que las cosas sucedan, Tú tienes el control, Tú eres el  responsable.

®Angy Newman,®ANWMN,®Newmanía,®Newmaniac,®Newmanito,®News manía,®El Poder de Estar Bien y de Buenas

Todas son Marcas Registradas.

®Queda rigurosamente prohibida, sin la autorización escrita de la titular del >>Copyright>> bajo las sanciones establecidas en las leyes, la reproducción parcial o total de este artículo por cualquier medio o procedimiento, comprendiendo la reprografía y el tratamiento informático.
12 de diciembre, 2017

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *